DE PAPEL A FOTOGRAMA



Un buen día estás desayunando en el bar de siempre, absorta con el deleite del aroma del café, admirando el color del cielo, el sol de primavera y el sabor del pan de pueblo, un pensamiento, una emoción, un sentimiento y sin querer pasan todos los fotogramas de  una secuencia de tu vida en ese lugar, aquella historia de amor( y sin querer vuelves a sonreír) y te paras en ese fotograma el que te decías a ti misma …” a este paso me enamoro”;
Suspiros…”cafeína para el olvido o para activar el recuerdo del primer encuentro y no del último”, buscas aquel otro fotograma de aquel sueño de verano contando estrellas en aquel barrio humilde el cual me ofreció vivir la mejor niñez y sin querer me trae sabores a pan frito con azúcar y a olor a dama de noche y a jazmín….
Olor a ropa limpia, tendida en aquellos tendederos grandes, amplios, sábanas blancas muy blancas ¡ay!  Cómo me gustaba pasar por debajo de aquellas sábanas y jugar sin que mi madre lo supiera; Fotogramas de un instante de felicidad...
El primer beso robado o cedido, los primeros juegos de manos en aquel cine (como dice Sabina) que luego más tarde fue una zapatería y ahora es………….. Otro instante de ese pasado, esta secuencia de fotogramas tiene  cierto sabor a palomitas de maíz y a dulce de regaliz.
Fotogramas por segundo, pasan por mis recuerdos, aquellos instantes de vida que sin querer los había tapados y pasaron a un segundo plano debido a mi mirada llena de culpa, tal vez  queja, sí es queja de un pasado que no he sabido mirar con la mirada del aprendizaje y hoy nuevamente me concedo mirar estos fotogramas desde otra óptica, desde otro ángulo, permitiéndome que entre la luz para que la proyección nos conceda el movimiento de estas imágenes y pueda ver cada instante de mi vida como instante de vida, de amor,
Todo esto  y muchos más son los fotogramas de mi vida y ¿tú tienes fotogramas por visualizar, por ordenar?

Comentarios

Entradas populares