14 de Mayo








Empecé siendo aquello que el viento decía que tenía que ser, tras tropezar y mil miedos reconocidos, recobré la valentía ser yo misma, empecé a reconocerme en cada arruga; mis manos fiel reloj del paso del tiempo me guían, me protegen, me abrazan y te acarician.

Hoy me di cuenta, hoy reconocí, me reconocí y no tengo nada que hacer solo quiero rendirme.
Los guías me protegen, el faro me da la luz y solo tengo que esperar a sentirme fuerte y valiente porque el resto ya lo traigo de otras vidas.
                                                                                         

                                                                                        P.D: no te lo creas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A LA NIÑA QUE SIGUE VIVA EN MÍ

Más