QUERIDOS REYES MAGOS


Cada año la misma ilusión, la misma emoción, la misma magia y todo se inunda de color, risa, alegría y las vibraciones de energía se elevan; de pequeña pensaba que las risas de los niños y niñas, eran tan claras y tan altas que Dios desde el cielo las podía oír y él sonreía; ya ves, aún este día me sigue gustando, ver las cabalgatas, recoger caramelos, los pisotones y esa risa floja que tengo y no me deja de competir con la mujer que lleva un paragua al revés para recoger todos los caramelos de Melchor.
La misma ceremonia año tras año, los zapatos limpios debajo del árbol, tres vasos de agua y mantecaos y alguno rufito un poco rancio para los camellos, mientras hacía esto las piernas me temblaban, me dolía la tripa y las manos me sudaban, después de la caminata parar recoger  algunos caramelos, a casa a dormir pronto y sin poder dormir……ruidos, fantasma e incluso un año vi a Baltasar como colocaba algún paquete debajo del árbol y al despertar temprano ahí estaban todos los regalos y lo mejor desayunar con mis padres y mis hermanos mayores….así año tras año.
La magia y el amor es lo que mueve este mundo, la inocencia de los niños este día se contagia a los mayores, por pocos minutos mayores y pequeños tienen el mismo dibujo en la cara, la de una sonrisa imborrable y la chispa en la mirada…..
Cómo cada año sigo haciendo mi carta a sus Majestades de Oriente, los años pasan y apenas pido cosas materiales en esta carta, pero sí metas alcanzables, deseos de proyectos nuevos en mi vida, les hablo de Amor a ellos;  tienen que entender de amor fueron de los primeros  en acudir al reclamo del nacimiento de la Luz en la Tierra, entienden de la alquimia, saben preparar resinas aromáticas vegetales y las convierten en Incienso y mirra……..
Tal vez me pueda equivocar, tal vez sólo sea un reclamo para comprar pero para mí tiene connotaciones mágicas es como una carta al Universo, le agradezco a sus majestades todo cuanto poseo y proclamo mis peticiones y mis deseos más íntimos a ellos, casi siempre se cumple mis deseos a veces al instante y otras pasado el tiempo pero ellos nunca me fallan, tal vez sea porque sigo creyendo en la magia de los Reyes…….
Este año , ya hice mi carta; tan solo les doy las gracias, solo las gracias y les hago saber que sigo creyendo en su magia y en su corazón, ese que no está al lado izquierdo del cuerpo, sino el que este en el lado derecho, ese que nos dice que el Amor Incondicional es el que mueve el mundo, sin a penas darnos cuentas.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares