ENTRE VINOS ,RISAS Y CARCAJADAS IV


Pasaron unas cuantas horas, era la primera vez en su vida que no sabía que contestar…., fue a la cocina y se dispuso a hacerse un té, mientras en su mente, una película, una historia como protagonista, ella y Miguel….recuerdos, que su cuerpo somatizaba al instante y las lágrimas se deslizaban por su cara como sí de un pequeñito volcán se tratara…; ella en ese instante de vida estaba saliendo de otra  ruptura sentimental.
Ana al igual que Laura se consideraba una mujer complicada, en una ocasión una buena amiga le dijo que ella recibía lo que ella misma había cocinado, es decir que el Universo le enviaba aquello en lo que se centraba sus pensamientos…;
¡Algo de razón iba tener la teoría de esta buena amiga!, porque casi siempre era ella la que lo daba todo, ponía tanto amor  y tanta energía que terminaba acabando con la relación, “pero la historia con Miguel, era distinta”; ella enamorada de él; “prácticamente toda la vida”, recuerda sus años de facultad, cuando él era el novio  de una compañera de clase, y ella en silencio, siempre en silencio lo miraba, le sonreía y pasaba de largo, hasta  que un buen día, en  “noches de verano”, en una terraza de la ciudad, él al volverla a ver, pasado unos años, no muchos desde la facultad, se acercó y la saludó ; a partir de esa noche, iniciaron su particular historia de amor……………….
Él venía de varias rupturas amorosas pero obsesionado con la última; para paliar el dolor y el vacío, frecuentaba las noches de verano e iba de mujer a mujer, hasta que apareció Ana en su vida, establecieron una relación de amor muy típica en estos últimos años, dos amigos de toda la vida se aman a turnos y sin compromiso ninguno, hasta que Ana, un buen día pasado ya un año…le dijo - siento y necesito que esta relación de otro giro-  y él, asustado y llenito de miedo le dijo que no insistiera que él no sentía nada por ella, al menos tanto como ella y le invitó a que saliera de su vida o si quería quedarse sin pedir nada.
Ana, así lo hizo y se fue de la vida  de él para siempre, al menos ese mensaje le envió a él, le costó reponerse de esta relación tanto como si de  una larga enfermad se tratase, acabó agotada de ceder tanto poder y se prometió así  misma que tenía que aprender algo de todo esto, y que él se quedaría en el pasado.
Tras meditar, tomo una decisión y  decidió escribirle un correo a Miguel, no sabía cómo empezar y menos aún que decirle, según iba escribiendo, a continuación lo borraba así se pasó un buen rato y al fin empezó a escribir:
“Hola Miguel me alegra saber de ti, aunque haciendo honor a la verdad, hace un par de días, Luis me dijo que estabas a punto de dar un importante paso en tu vida, me alegré por ti; gracias, muchas gracias por tus palabras, no sabía qué hacer con ellas….espero que seas inmensamente feliz hoy y siempre” 

Comentarios

Entradas populares