DESDE EL SUR



¡Mira otro avión, seguro que va para Barcelona, anda ya, siempre dices lo mismo!, recuerdos de una noche estrellada, risas de mujeres que querían comerse el mundo al menos reírse de ellas y disfrutar del verano.
Parece que esta noche refrescará un poco más, estoy empapada en sudor, nos tomamos la última, vale mejor la penúltima.
De fondo suena mi canción bueno una de tantas, mi amiga dice que cuando salgo del pueblo mis ojos se hacen grandes, tanto que pueden iluminar cualquier noche sin estrellas, un poco exagerada tu amiga no, ella  no es andaluza pero sí medio americana.
Las noches de verano saben  a sal como tus besos a la orilla del mar, sabes,mis noches de verano eran eternas aunque parecieran todas iguales, los niños jugábamos a contar historias de miedo mientras nuestras madres estaban sentadas en sus  sillas en las puertas de las casas, por supuesto todas las casas estaban abiertas, ¡sí, que raro sois los del Sur!, raro es mirarte y no perderme en tu risa eso sí que es raro….
Puesto a recordar  mi abuela en noches de verano me contaba que cada estrella era un niño, un ángel que estaban allí arriba para protegernos, pues yo me iba a la azotea de mi casa a ver estrellas fugaces con mi madre, y sí ahora cuando tengo la suerte de ver una siento que es ella que me hace un guiño, joder, me has emocionado,  va ser verdad que tienes don de palabra o que lo que dices nace en tu alma, gracias pero no es magia es mi verdad solo eso.
Venga un ratito más y nos vamos ahora sí que me está cayendo el rocío sobre mis hombros y tengo el cuerpo frío del relente, aunque los chiquillos aún juegan en la arena, claro para ellos no hace frío viven el momento sin  más. Me encanta el sonido de sus risas
¡Cuéntame otra historia! ¡Cuéntame! ¿Qué quieres saber de la gente del Sur?,  (mientras te hablo no puedo parar de mirar tus manos,  querer que me toquen, que me cuiden, tú no lo sabes, pensamientos solo eso pensamientos que se materializan en emociones).
Sabes que la Catedral de Málaga tiene falsos cañones en vez de gárgolas para protegerse de los piratas, sí, eso al menos nos dijo la guía turística, es una curiosidad más del Sur, mañana madrugo tengo que trabajar, es mi último día de trabajo antes de las vacaciones, ah pues yo aún sigo de vacaciones, ¡puedes oírlo como yo! Suena  el son de una bachata en ese chiringuito que siempre quieres ir aprender a bailar salsa, quiero ir a Cuba, ¿a qué? A qué va ser hombre, me mata esa media sonrisa tuya, sabes esto me recuerda que hace unos días un osado cantante mientras presentaba su canción en su discurso trillado que repetirá allá por donde vaya presentado su gira propuso al público allí asistente que podían invitar a bailar aquella chica que desde su asiento ubicado en la fila 7 no podía parar de mirarla y mientras él ( el cantante) entonaba su canción salió a bailar una pareja,¡ anda ya!, en serio y  mientras bailan era tanta la complicidad que había entre ellos que parecieran hacer el amor y no bailar, es que a veces bailar es hacer el amor y eso solo lo he visto en el Sur.

Comentarios

Entradas populares