FEBRERO: UN NUEVO RENACER

Febrero es el mes que elegí para nacer, (no sé cuántas veces las hice antes), también elegí ser mujer, nacer una tierra, en el Sur del Norte y en una familia en concreto no en una cualquiera a la cual adoro sin más. Mañana seel día de mi nuevo renacer.
A lo largo de este caminar me he caído muchas veces y otras tantas me he vuelto a levantar, he de suponer que como cualquier hijo de vecino. He vencido al sufrimiento y la pena de la muerte de seres queridos, he reído y he llorado, estas dos cosas casi a diario.
He conocido el despecho, el juicio sin medidas, la mentira, la manipulación, el dolor, la enfermedad, también conocí el abandono, la locura y mucho más.
Conviví con la risa, con el amor incondicional de unos niños que solo iban de paso por mi vida, reí hasta llorar de risa con amigas-hermanas y con hermana-amiga. Tuve entre mis brazos a todos mis sobrinos, los he visto crecer, algunos de ellos han crecido a la par que yo pero me siguen llamando “tita”.
Amé y dejé de amar, me olvidaron y me olvidé, perdoné y me perdonaron; así hasta llegar a esta mañana de Febrero, de este febrero loco y frío lleno de risas, máscaras de carnaval y por supuesto de corazones de Cupido.
Este febrero no me hice ningún propósito, no, ningúno que tenga ilusiones porque aprendí que las ilusiones son quimeras, tan solo me hice una promesa VIVIR, sin esperar nada a cambio, y un juramento cambiar de mentalidad para poder cambiar mi conducta, sí porque hasta ahora solo hice cambios de conductas y cuando toca demostrar lo aprendido he vuelto a caer y otra vez he fabricado historias con desencuentros.
He aprendido qué para ver abundancia no puedo conectarme con “el pobre de mí”, y sí, que tengo abundancia, hasta la presente tengo salud, una familia llena de vida y otra familia, los amigos que sin ellos una servidora no es nada, pero nada de nada. Trabajo y además del que aprendo cada día y me enamora….
De mi amigos/as he aprendido que si existe el amor incondicional, que solo tengo que hacer un pequeño gesto y ahí están; un ejército de  personas para facilitarme la vida.
Gracias a cada uno de ellos/as por esta en mi vida y además hacérmelo saber…mil gracias.
Cualquier mes es bueno para nacer, cualquier día es bueno para empezar de nuevo, para renacer; para aprender, para bailar, para soñar…………….

Gracias Febrero por enseñarme que se puede nacer en un mes muy frío pero ser de sangre caliente y estar llena de vida para derretir cualquier  indiferencia,  injusticia y desamor con un Alma que quiere vivir, vivir, vivir……………

Comentarios

Entradas populares