¡TE CONFORMAS!

Últimamente todo el mundo habla de la zona de confort y me sorprende la verdad, parece que se instalado en el vocabulario de muchas personas, eso es bueno, pero ¿tú sabes que es la zona de confort?; Dice la Real Academia Española de la Lengua que es esto:  Bienestar o comodidad material.

 No sé tú, pero yo llevo años, saliendo de zonas de confort y entrando en otras, a veces he pensado que había salido y qué va, todo lo contrario, he seguido ahí, pero en otra habitación de la zona de confort.
 Dicen que nada es bueno ni nada es malo, simplemente ES pero que nosotros nos empeñamos en clasificar, cuantificar y ordenar todo por categorías, pero no, es algo que aprendamos de mayores, no ya traemos esa información en nuestros ADN.
Como ya sabéis hace unos días la palabra conformarme me hizo reflexionar, tanto que tenía que averiguar dentro de mí para que llegó esta palabra a mi vida; era todo un Decreto lo que esta señora me decía “Dios, como sabe que yo me conformo pues me envía situaciones en las cuales se sube el nivel de Confórmame”, y aquí estoy de nuevo conformándome y no es justo….
Lo único que se me ocurrió fue oírla, escuchar y enviarle mis buenos deseos para calmarla y que se sintiera entendida.

Conformarse o conformarte: ¿Cuándo te conformas? Cuando utilizas ese pensamiento, “bueno habrá que conformarse”, bueno, yo mientras tenga salud me conformo, huy yo me conformo con sacar un aprobado, yo me conformo con que me envíes un mensaje, ya ves yo me conformo con llegar a final de mes, me conformo con estar bien, me conformo con tener un trabajo, el que sea, como sea pero trabajar, me conformo oír tu voz aunque sea para oír un adiós, me conformo con tener al menos unas risas por las redes sociales, menos es nada, me conformo con estar viva, así podría seguir con frases construidas con la palabra conformarse.

Y creo que es cuestión de cambiar esos pensamientos, pero a veces lo decimos y no lo cambiamos; no nos damos cuenta que esa manera de hablar y de pensar nos condiciona la vida, que somos hacedores de nuestras vidas, acuérdate lo que crees se crea sin más o sí tú lo dices será”.
Sí crees que la palabra “conformarse” es útil para ti, para tu vida, la seguirás utilizando, no es malo ni bueno, solo que te vendrán a tu vida más situaciones en las cuales te tengas que conformar, no una ni dos sino muchas, y no la quitarás de tu vocabulario, esto es como cuando tenemos un armario lleno de prendas de vestir que ya no utilizamos pero que siguen ahí “por sí”

 La vida no es para conformarse, reclama lo que es tuyo, acepta lo que la vida te trae y luego dile ¡camarero por favor lo que yo quería era una copa de vino!

Comentarios

  1. Hace tiempo también leí sobre la "zona de confort" en una publicacion en Google, y tengo entendido al parecer coherente que sea una zona de conformidad con lo que te rodea,dónde se está de lo más aceptable y ni que lo mueva ,tanto las situaciones externas cómo la comodidad interna.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares