ALGODÓN DE AZÚCAR


“Llegó a la edad adulta sin saber muy bien qué hacer con su vida, de pequeña soñaba con viajar en “Globo”, se pasaba horas y horas imaginando que las nubes eran animales en permanente movimiento, le gustaba el algodón de azúcar, le encantaba ese olor a  palomitas de maíz recién hechas en el cine de verano.
Ayudaba en casa, aunque se despistaba; la podías ver cómo bailaba y se subía a los tacones de su hermana mayor, siempre delante del espejo de su habitación….”siempre soñando”;
Era tremendamente curiosa, lo preguntaba todo y eso a su padre le hacía enfadar, el “pobre hombre” no tenía respuestas para todo, a penas sí sabía leer, le tocó vivir dentro del bando vencido.
Su madre, mientras la vestía para ir al colegio, siempre le decía lo mismo:
“aprende hija, que  no te pase cómo a mí, estudia y te harás una mujer libre.
Pasaron los años, muchos desde entonces, y sigue soñando con poder viajar en globo, también sigue subida  a unos tacones, ahora ella nuevamente se pone delante del espejo, y busca a través de su mirada a esa niña para que le recuerde que aún está a  tiempo para casi todo;
Para rehacer su vida, para besar sin límites y sentirse única y libre…….

Comentarios

Entradas populares