RETALES DE UNA VIDA

 Tiempo atrás me propuse hacerme una típica manta de retales  de ropa usada o vieja. Los elementos necesarios son una tijera, hilo, trozos de tela , tiempo y concentración.
A priori era una idea divertida, creativa y que serviría como entretenimiento para rellenar el tiempo de ocio, parecía fácil, ¡sólo tenía que unir trozos de distintas telas y hacer una manta!
Sería combinar colores, texturas e hilos distintos hasta confeccionar la prenda de cama. Empecé con muchas ganas, entusiasmo pero a medida que iba uniendo los retales venían a mi cabeza recuerdos unidos a dichas prendas, recuerdos que son,como los cantes de ida y vuelta. Muchos de ellos estaban tan enterrados que dolió que salieran, casi siempre eran los recuerdos unidos a pérdidas de personas queridas o desencuentros de emociones; No obstante fuí perseverante  y con mucha paciencia fuí confeccionando dicha prenda. Al terminar mi manta, observé que la combinación de colores y texturas iba muy relacionada con mi forma de entender la vida, con mi verdad, llenas de colores distintos y que las formas de los retales iban relacionadas con mi estado de ánimo.
Esto me lleva a una pequeña reflexión nada transcendental, nos os preocupéis, mi vida, la Vida está compuestas de muchas cosas y de muchos retales , a veces es como un mosaico y en los mosaicos las piezas son distintas, imperfectas…algunas rotas, otras casi no se aprecian si no lo miramos de muy cerca y otras están ahí encajadas perfectamente. Por   ello no te empeñes en ser perfecto ya lo eres, porque tú eres quien confeccionas tu manta y tú eliges las combinaciones, así que son casi perfectas.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares