DOÑA JUANITA


Doña Juanita es una maestra jubilada, es disciplinada, austera en su día a día; acostumbrada a elevar la voz y a ordenar en su época de magisterio, aún lo hace sin  apenas darse cuenta;
Viste más moderna que el resto de sus contemporáneas; sí la miras despacio puedes ver como su rostro dibuja cada frustración que ha sufrido a lo largo de su vida, su cabello, bien cuidado pero ya escaso por la edad nos habla que es una mujer que le interesa mantener la imagen gélida que ha construido a lo largo de su vida;
Su estado civil: soltera o solterona dirían algunos, con una rutina bien definida, marcada por el tic-tac de un reloj de pulsera que le cuenta cuantos minutos  le falta para que el caldo del cocido rompa en ebullición o que ya es hora de tomar aquella pastilla para los “dolores” que le produce el paso de los años…
A penas te mira cuando te habla, pero su voz va cargada de nostalgia y control; control del tiempo, del espacio y control de su corazón.
Es conocida como DOÑA JUANITA, así le gusta que la llamen, la nombre, el carnicero, la peluquera o el panadero; la gente del lugar cuenta que fue una maestra muy dura, dicen que tiene el corazón congelado; siempre fue muy dura y disciplina especialmente con las niñas.
Esta mañana de Víspera de Reyes, como cada quince días acude a su cita a la peluquería, al entrar un viento gélido le acompaña, las personas que la conocen la miran de reojo, con respeto o miedo. E inmediatamente empieza a pedir, sin utilizar ninguna palabra de agradecimiento, con un volumen frío y seco que parece un militar retirado.
Al salir de la peluquería, la gente empieza a murmurar, a contar como es ella, y como la recuerdan cuando ejercía el magisterio y al parecer no pasará a los libros de historia por ser una maestra de primaria cariñosa, sino una mujer amargada, triste y con el corazón congelado.
¿Puede un corazón estar congelado? ¿Cuánto tiempo, cuántas vidas?; ¿Para qué congelar un corazón? El corazón es el latir de una vida….

Comentarios

Entradas populares