.......YA HUELE A AZAHAR.....


Sentados debajo de un naranjo en flor, se dieron su primer beso, a la luz de una luna llena de abril su primer te quiero, sus primeros arrumacos, sus primeras miradas cómplices  así nació el amor entre ellos;
Ellos tan formales, como diría Benedetti, el amor les llegó a sus vidas, sin avisar, desprevenidos, cuando más vulnerables se sentían, cuando por primera vez decidieron no demostrar nada y mostrarse tal como eran.
Cuando aprendieron a vivir solos y no a necesitar un amor, sino a compartir su amor con el otro.
Acudían cada uno por separados a una estación de tren, él con prisas e inmerso que su día a día, ella cansada pero a la vez sintiendo que ya tocaba un período de descanso, allí en un vago de tren se conocieron, allí se sonrieron por primera vez y allí  descubrieron como su corazón no latía sino bombardeaba alegría……………..

Comentarios

Entradas populares