.....No sé, puede que solo sea un puñado de pensamientos....

Las primeras lluvias de Noviembre anuncian que  en esta parte del Mundo, todo está en orden, en el orden de la Naturaleza.
Casi sin darme cuenta, llegó el invierno; casi sin darme cuenta la vida sigue su caminar,
Aquí me ves, casi sin despertar aún del sueño de una noche de verano, me voy desperezando poco a poco, tan despacio como viajan las nubes que veo desde mi pequeña ventana.
Tras unos meses de mucho ruido interior, hoy por fin puedo oír el silencio dentro de mí,
Al parecer todo es así, tras” la tormenta llega la calma”…..
Puede que parezca mentira pero aún no sé bien gestionar mis emociones, a veces son demasiado turbulentas.
A veces soy impulsiva, otras compasiva, cada día menos impulsiva y más compasiva.
No es menos cierto, que mi corazón se ha fortalecido en este verano, aprender de la vejez es toda una experiencia de vida, aprender a ver la vida de color de rosa aun cuando se anuncia bombo y platillo que es gris aún es más difícil, todo un reto personal.
Disfrutar de pequeñas excursiones al encuentro con la energía del agua, hizo su efecto terapéutico, lo estoy viviendo ahora; vivir desde la fluidez del agua; muy pocas veces el agua  se estanca  y cuando lo hace es para ayudar al Planeta a seguir vivo.
Mientras escribo vuelve hacer su incursión el Sol, entre las nubes, “qué grande es el plantea solar”
Me lleva sin querer a mi estancia en el Machupichu, allí aprendí que no hay nada más grande que  la bondad de la Tierra.

Vemos devastador los huracanes, los terremotos, tifones y un largo etc. pero pocas veces vemos aún peor la acción del hombre, con la tala de árboles, cimientos de hormigón en plena Amazona o el uso de productos químicos en nuestra alimentación…… ¿quién hace más daño?...


….No sé puede que sea solo un puñado de pensamientos……

Comentarios

Entradas populares