LET HER GO



 “Ojalá que la espera no desgaste mis sueños”, lo dice Benedetti,” los sueños vienen despacio y se van rápido” lo dice una canción, estoy convencida que nos podemos encontrar un millar de frases hechas que nos hablan de los sueños.
Era verano y en la radio sonaba el programa de “Elena Francis”, no lo entendía bien pero sí que me gustaba la sintonía que anunciaba que el programa ya estaba en antena…
De pequeña soñaba mucho  y soñaba muchas cosas, eso me salvaba de mi realidad que a veces me gustaba y otras no tanto.
Echamos de menos el verano cuando el invierno se resiste a irse, a mí me gusta mucho más el verano y las palomitas de maíz, sí  pues a mí me gusta leer novelas de amor, bueno desamor, en el fondo creo que me gusta sufrir por amor…pues a mí no la verdad, me gusta el AMOR pero no me gusta leer novelas de desamor, lo paso mal.
A mi hermana y a mi tía les gustaba leer novelas de Corín Tellado, ¡qué antiguas las novelas! Y qué bonitas portadas tenían, ellas aún las conservan como pequeños tesoros.
Me gusta soñar bonito, soñar me llena el Alma de alegría y más si lo hago contigo, pero la realidad me dice al oído que perjudica seriamente mi salud y tal vez la nuestra. ¡Anda ya! Imposible que soñar conmigo te haga daño, es un juego es otra dimensión solo eso, no para mí, los sueños son posibilidades que te ofrece el Universo y si  sueño  con algo, lo quiero.
Es verdad que hay infinidad de sueños o de ilusiones, tal vez estemos hablando de ilusiones, estas son   como ya  sabes  son  como una cortina fina casi transparente.
La ilusión de cada mañana de Reyes me hace sentir viva y conectada a una época que estaban mis padres conmigo, me iba con ellos a su cama; mis hermanos ya estaban allí y todos juntos abríamos los regalos y desayunamos el resto de los mantecados de la navidad y pan frito con azúcar, si cierro los ojos lo puedo ver e incluso oler, pero hablar contigo de sueños me ilusiona y eso me dice que no llegará a ser verdad ;dicen que a Ulises le distrajo la ilusión y no el sueño de llegar a Ítaca.
Cavafis en su poema dice que puedes alcanzar Ítaca  “No temas a los lestrigones ni a los cíclopes ni al colérico Poseidón, seres tales jamás hallarás en tu camino, si tu pensar es elevado, si selecta  la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo”, si es muy bonito pero yo no quiero dejar un sueño, porque lo empiezo a valorar ahora que lo dejo ir…
Soñar con poder viajar a ver la Aurora boreal me sube la energía y me empuja a ahorrar para que más pronto que tarde puede emocionarme a ver esa maravilla de la Naturaleza.
Un día me dijiste  que no mezclara el sueño con la realidad, los sueños están en otro plano pero es que yo creo en los sueños. Ahora bien cuando soñamos con personas la historia cambia, porque son dos voluntades, dos almas, dos corazones que pueden soñar de manera distinta.
La vida me enseñó hace mucho tiempo que no puedo soñar con otra persona que no sueña conmigo, también me enseñó que sí sueño con algo se va a materializar si estoy conectada con lo mejor de mí, pero ¿si sueño contigo te podré tocar? O ¡al menos tomarme un café contigo!
También me dijiste que todos tenemos un futuro incierto pero yo creo que el presente a veces también lo es, solo valoramos algo cuando lo dejamos ir o lo echamos de menos cuando te cala en los huesos como la ropa mojada por la lluvia.
 Es posible soñar en el presente claro que sí pero si sueño, quiero que se haga  realidad, soñar a lo grande  y qué al salir del sueño,  pueda sentir  a esa persona que dibuja mi cuerpo con sus dedos, que me puede  besar como lo hacía en sus visualizaciones,¿ qué sentido tiene eso de soñar sin que se pueda materializar? para mí, es negarte la posibilidad de emocionarte y que se te erice la piel al verla o al oír el sonido de su voz al otro lado del hilo telefónico.
Todo esto es para decirte que “los sueños, sueños son” y que “esta vida es puro sueño” así que si te apetece sueña, disfruta de esta vida pero si los sueños se pueden hacerse realidad mucho mejor…

Comentarios

Entradas populares