Y esta desde el albergue.....(UN DÍA BIEN APROVECHADO)


Anduvimos unos minutos por el entorno del albergue, empieza a hacer mucho calor y humedad, ¡ es hora de almorzar!, aunque lo cierto que en esta parte del mundo al parecer la gente come cuando tiene hambre sin más, la comida del primer día aguacates con una ensalada de papas con judías verdes y zanahorias y de plato principal “juanes” un plato típico de la zona, es arroz con pollo, aceitunas y distintos condimentos entre ellos el cilantro, todos estos ingredientes cocidos en una hoja de bijao y atado con un cordel, este plato es típico la noche de San Juan que coincide en esa parte del mundo con el solsticio de invierno.
Por la tarde visita a la isla de los monos, esta vez la excursión la compartimos con un grupo de franceses y tres chicos, un catalán, un madrileño y peruano, todos nos vamos en una barca y justo en frente del albergue está la isla, para llegar a la zona frondosa tenemos que atravesar un trocito de playa, empezamos a caminar detrás del guía, él nos abre paso antes de entrar al lugar de encuentro con los monos, nos comenta algunas indicaciones, como por ejemplo “las botellas de plásticos” las tenemos que guardar en el interior de la mochila; a estos monos al parecer les gusta beber agua mineral, y pueden ser agresivos, se dejan llevar por sus instintos.
“Curioso el comportamiento de estos animales, a través de unos sonidos que emite el guía, vienen a su encuentro, él les da bananas cortadas, empiezan a llegar despacio, pero llegan, mono araña, capuchinos, y otra variedad, pequeños y grandes vienen a por su ración de comida, y nosotros los humanos, sorprendidos, emocionados y ellos a comer, le quitan la piel con sus pequeñas manos, se lo llevan a su pequeña boca, no paran de coger, se roban unos a los otros……la risa se dibuja en mi cara y en la cara de otras personas que vemos su comportamiento;¡son egoístas! Dice HURBANO, el guía, y cuánta razón lleva, pero¿ hay diferencia en ese comportamiento y el nuestro el del Ser Superior?.........

Al terminar el encuentro con los monos, un pequeño detalle antes de irnos, una de las monas arañas, nos ha acompañado casi todo el trayecto, esperando que Hurbano, le dé más plátanos; uno de los chicos españoles le dice que le quiere más, y él dice “no ya se ha comido dos plátanos”, pero al instante le vuelve a dar uno, ( bonita relación hombre- animal-animal-hombre) se sonríe y le da las gracias a todos animales por estar para nosotros los turistas;
De vuelta al albergue, casi las cinco y media de la tarde, empieza anochecer, no sé si alguna vez volveré a ver ¡un atardecer tan mágico como aquella tarde a orillas de la Amazona Peruana!, sin querer queriendo me voy enamorando del lugar………
Por la noche sin previo aviso nos dicen que tenemos una excursión nocturna para ver caimanes……¡guau! Impaciente, nerviosa e incluso un poquito de miedo pero ese miedo que te invita a estar….¡no sé si me explico!;
Si miro al cielo, no puedo dejar de mirar, es pura magia, ( esto se merece otra postal); nos dicen que tenemos que estar en silencio absoluto para que los caimanes se dejen ver y nos dejamos llevar y confiamos en una voz experimentada, y al instante vemos algunos “ojitos brillantes en el agua” y alguno que otro más reposando a orillas del río;
“Un día bien aprovechado”, tal vez sea la magia de la naturaleza, o la combinación perfecta de hombre y animal en estado puro, pero son de esos días que me he sentido libre y además me ha cautivado la magia de la selva, de la naturalidad de este planeta que todo está en perfecto orden……………

Comentarios

Entradas populares