Y esta Postal desde Casa (RENACER)


Ahora al volver a casa; a un presente incierto, confuso, te diría en este instante, mi corazón se resiste a olvidar lo que aprendí, viví y experimenté allá en América; mis ojos se llenan de lágrimas al recordar aquel lugar, una sensación parecida ya sentí al volver del “camino”, aunque nada comparable;
Aprendí a reconocerme en la mirada, de un niño con “hambre de prosperidad”,  en la bondad de una chica que te procura la mejor visita a su pueblo y a sus orígenes; me rendí a la amabilidad y  a la hospitalidad de un pueblo humilde.
Me perdoné y olvidé al ritmo de un tren que viajaba entre desfiladeros de montañas, camino de Machupicchu.
He contemplado la belleza de las montañas y de culturas ancestrales,  he disfrutado de la variedad de palabras y de la evolución de mi habla, de mi lengua, de mi idioma.
He experimentado en mis huesos la humedad del trópico; aprendí que el “mal de altura” es un estado mental y no físico;
He contemplado la Naturaleza en estado puro, de ella nace el mundo, en ella todo lo encuentras, allí, ahí viven o conviven animales, con insectos que protegen a los árboles, y árboles que nos dan frutos, medicinas, perfumes e incluso los mejores repelentes de mosquitos.
Volví a ser inocente de nuevo, sí esa es la palabra, esa inocencia que sólo puedes experimentar cuando eres niña, al ver de cerca a  los animales en plena libertad; soñé de nuevo al ver la vía láctea y constelaciones que jamás antes pude ver, me enamoré de una puesta de sol, reí a carcajadas, me dibujé a través de la mirada de un hombre y a través de su silencio volví a renacer……………….GRACIAS PERÚ

Comentarios

Entradas populares