PERDÍ EL EQUILIBRIO NATURAL



Anduve con miedo e impotencia en estos días, perdí el equilibrio natural que me proporciona la Tierra, sí, la madrugada del domingo al lunes , la madre naturaleza tembló, de hecho aún sigue, y lo sentí en mi cabeza, en mis manos, en mis pies y sobre todo en mi corazón, es un miedo que no puedo eliminar es un miedo real, aquí el miedo es una emoción esencial para protegerme de algo que no puedo porque es inmensa y tiene una fuerza descomunal, este miedo me proporciona alerta y me ayuda entrar de nuevo en equilibrio.
Dicen que soy hipersensible en todos los sentidos y también dicen que me conecto a la tierra muy rápido porque soy tierra y aire, agua y fuego los cuatros elementos y lo demuestro casi a diario.
En estos días de miedo y de incertidumbre siempre recurrimos a lo mismo,” vivir más y quejarse menos”, sí eso, pero mañana seguro que nos olvidaremos, créeme.

Pero sí que me ha servido para comprobar algo que observo en mí, sí quieres te lo cuento: a veces me digo que estoy perdida, o que estoy en desequilibrio porque no encuentro la paz interior que me gustaría tener o que siempre pierdo cuando se trata de ti.
Puede que me exija  demasiado o que lo doy todo a cambio de nada como dice mi amiga Ana, y también puede que te eche de menos y tú ni siquiera me has preguntado si estoy bien; puede que me equivoque pero antes te sentía muy cerca de mí, de la noche al día o del día a la noche te convertiste en alguien importante en mi vida, y al día de hoy te siento lejos muy lejos de mí, y eso me da miedo y me siento perdida porque siempre quiero tener respuesta para todo y pierdo el norte cuando se trata de hallar el sur, este es el miedo que conozco bien porque es un miedo que solo vive mi corazón, el otro el físico ese casi que no lo conozco porque soy valiente y fuerte pero sensible como una flor por dentro, mi corazón aún me pregunta que ha pasado, y no sé qué contestar.
Te prometo que intenté hacer una entrada bonita pero solo me salió esta entrada, puede que nadie me entienda puede que no sepa explicar bien sí de verdad me duele la cabeza porque entré en desequilibrio natural o de tanto preguntarme si me confundí; no era amistad lo que tú buscabas y era otra cosa, o soy yo que quiero más que una simple amistad….
Sí jugué perdí, si tengo que perdí perdón lo haré pero mi sensibilidad o mi intuición me dice que tú también me echas de menos y no me lo dices……………( este  desequilibrio, es el que
  me hacía temblar, es el que conozco bien, el de las emociones y no el desquilibrio natural).

Comentarios

Entradas populares