QUIERO SER MODERNA



She is  Modern, she is photographer”, son modernas, son fotógrafas.
La modernidad de hacer fotos, ¡qué barbaridad!, así es, hablamos de 1930, no queda tan lejos, las mujeres en esta época hacían fotos en pequeños talleres ocultándose a la sociedad que hasta entonces no miraba con buenos ojos la creatividad fotográfica de ellas, la conquista de la mujer en el mundo es muy reciente, esto que ahora lo vemos como algo normal, solo tiene la edad de muchos de nuestros padres o abuelos.
Te cuento esto porque a veces no sé cómo explicarte que la vida es arte, es creatividad, es alquimia, es conquistar nuestra sombra adentrándonos  en ella sin miedo pero con curiosidad.
-¿Pero cómo hago de mi vida un arte? ¡Yo no soy artista!, solo soy una persona en la búsqueda de la  felicidad permanente.
-¿Vives en la queja? ¿Vives haciendo lo que otros creen que te conviene o que es lo correcto?, pues claro a veces sí y otras hago lo que me apetece pero casi siempre hago lo que creo que es correcto, lo que esperan de mí e intento que mi imagen, la que creo que te tengo no se caiga con facilidad, mantenerla.
¡Bueno cuéntame cómo hago para hacer de mi vida un arte!
Ok, pero no esperes una respuesta científica, es mi forma de entender la vida o señales que la vida recientemente me ha enviado en forma de obras de artes.
Mi visita al Centro de arte contemporáneo no fue planifica, era más bien una pequeña decisión tras una pequeña charla, nos adentramos en el centro, con la inocencia de ver aquello que desde fuera parecía diferente. He de decirte que no tengo cultura de arte contemporáneo  más bien me dejé llevar por aquellas salas cargadas de energía, -bueno el arte contemporáneo o moderno es simplemente adentrarse en tu sombra, contárselo al mundo sin pudor y sí con mucho amor, dolor y tristeza, es ver el mundo desde la mirada del artista moderno-“venga dime”.
Bueno lo que iba diciéndote, que puedes utilizar el arte que llevas dentro para cambiar tu vida, ¿cómo? Llevas un rato y no me has dicho nada, a ver ejemplos.
No te puedo dar ejemplos concretos, ya te dije antes que no es una ecuación matemática, mira, solo te puedo decir que he decidido ver la vida como una obra de arte, empeñarme en sacar mi creatividad, enamorarme de mi vida con sus luces y con sus sombras, ¿y de mí te vas a enamorar? Ya me enamoré de ti, hombre, me enamoré de tu voz cálida, también me enamoré de mi conexión contigo, e incluso me enamoré de tu tozudez o tu empeño por cambiar las cosas.
Si el arte contemporáneo es ver la vida desde la libertad de un artista, he decidido sacar mi artista, mi parte soñadora, mi niña interior, intentar calmar sus caprichos jugando con la vida. ¡No creo mucho en la sanación del niño interior, creo que eso es una quimera, ya lo sabes!  No me importa quiero ver la vida como una oportunidad de crecimiento, quiero saber dejar atrás a los que pasaron por mi vida y ya no quieren estar sin reproches, -bueno sí tú lo dices, te seguiré..
¡Quiero ser moderna, quiero poner color a mi vida!

Comentarios

Entradas populares